Citigroup (C)

Historia de la empresa

Citigroup es uno de los cuatro grandes bancos declarados como “demasiado grandes para quebrar” por el gobierno de Estados Unidos. Es una corporación de servicios financieros internacional, que se formó mediante la fusión en 1998 de Citicorp Bank con Travelers Group, un conglomerado financiero. Citigroup opera 200 millones de cuentas de clientes en 140 países y tiene 16 000 oficinas en todo el mundo. Las raíces de la empresa se remontan al City Bank of New York, constituido por el estado de Nueva York en 1812. Hacia 1895, el National City Bank of New York (con su nuevo nombre) era el mayor banco del país y en 1929 era el mayor banco comercial del mundo. La empresa fue pionera en una serie de servicios bancarios, entre ellos interés compuesto en cuentas de ahorro, cuentas de cheques de clientes y préstamos personales sin garantía. En 1998, Citicorp se fusionó con Travelers Group para crear el Citigroup. Sigue siendo una de las mayores fusiones en la historia de Estados Unidos. Citigroup sufrió enormes pérdidas en la crisis de las hipotecas de alto riesgo en 2008, pero como el banco se consideró demasiado grande para quebrar, el gobierno de Estados Unidos ofreció un paquete de rescate, lo que implicó que un 36 % de la participación accionaria de la empresa fuera a parar a manos del gobierno. De este modo, se evitó la bancarrota de Citigroup. Citigroup reembolsó todo el dinero en 2010 y el gobierno de Estados Unidos también se benefició al vender su parte.

Operar con Citigroup: qué necesita saber

  • El informe anual e informes de resultados trimestrales de Citigroup brinda información valiosa sobre el rendimiento futuro de la empresa. Fue duramente afectada en 2008 durante la crisis financiera global y, aunque la empresa ha devuelto desde entonces los fondos federales de ayuda de emergencia, la Reserva Federal informó que esta no logró pasar en 2012 la prueba de solvencia que garantizaría la disposición de capital suficiente para sobrevivir a una crisis similar a la de 2008. Los resultados de futuras pruebas de solvencia influirán directamente en los precios de las acciones.
  • El rescate del gobierno causó el estancamiento de las acciones y marcó a Citigroup con una imagen negativa. La acción sigue aún infravalorada, lo que significa que ahora es un buen momento para comprar, pues los analistas predicen una recuperación continua de la empresa.
  • Las tasas de interés podrían aumentar después de años de tasas bajas. Un entorno con tasas de interés en alza es positivo para los bancos, que se benefician de mayores tasas de interés.

Todo quien desee operar con la acción de Citigroup debe investigar detenidamente las condiciones del mercado, y los resultados históricos y más recientes de la empresa, así como realizar un análisis antes de negociar.

Operar con Citigroup